Hospice Mar del Plata

Recibimos con el corazón a toda persona que sienta el deseo de ayudar y dar su tiempo. Cada voluntario representa un aporte invalorable al Hospice.

Acorde a los principios de nuestra organización, es nuestro deseo resaltar en nuestros voluntarios aquellas cualidades que todos llevamos de una forma u otra, y que son tan necesarias para esta tarea: paciencia, fe, tacto y sensibilidad, tolerancia, fortaleza espiritual, entereza y un profundo respeto por el prójimo necesitado.

Cuidar implica respetar enteramente al paciente como ser humano, sus decisiones y sentimientos. Desde el amor y la compasión el voluntario acompaña y reconforta de todas las formas posibles y hace lo que esté a su alcance para dar calidad de vida y transmitir protección, contención y el sentimiento de paz que necesita el paciente acercándose al final de su vida, siendo siempre consciente de la magnitud de su labor y del sufrimiento y necesidad de quien recibe su ayuda.

Los voluntarios de todas las áreas asistirán a charlas informativas, cursos de formación, recibirán material de lectura (donde sea relevante) y contarán con el constante apoyo del equipo para poder dar la mejor calidad de cuidado a nuestros pacientes y sostener el funcionamiento del Hospice de manera ordenada y eficiente.